Cuatro menores magrebíes violan a una niña de 15 años y no pisarán una prisión

Los cuatro magrebíes que violaron a una niña de 15 años en Alicante son condenados solamente a entre dos años y medio y tres de internamiento

La Fiscalía solicitaba CINCO años como mínimo.

Los cuatro menores, que fueron juzgados la semana pasada por violar grupalmente a una compañera de instituto y grabarlo en vídeo, han sido condenados entre los dos años y medio y los tres de internamiento, bastante menos de los cinco años que solicitaba la Fiscalía.

El líder del grupo y de la violación pasará solamente tres años en internamiento, y otros dos en libertad vigilada. Tampoco podrá acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante cinco años.

Pese a que la Juez reconoce que hubo agresión sexual, los menores magrebíes han recibido penas realmente bajas para la gravedad de los hechos, puesto que además de violarla en grupo, grabaron la violación con un móvil y la amenazaron con difundir el vídeo si no les pagaba 50 euros.

Cómo sucedieron los hechos:

Se produjeron en el verano de 2018 en una zona alejada del casco urbano del pueblo en el que se produjo la agresión. Los cuatro chicos violaron a la menor -compañera de instituto- y, según su relato de los hechos, también grabaron con un móvil la agresión a la que la sometieron en una zona alejada del núcleo urbano.

Después, la amenazaron con difundir el vídeo si no les pagaba una cantidad de dinero. Le pidieron 50 euros.

La agresión se produjo en verano pero la víctima no se decidió a denunciar hasta el mes de marzo pasado. Al parecer, tenía miedo.

La chica y una amiga se encontraron con los cuatro jóvenes que, según las pesquisas, estudian en el mismo centro. Charlaron y pasaron juntos unas horas sin que hasta ese momento se registrara ningún comportamiento atípico.

Todo cambió cuando la víctima se quedó con ellos a solas.

En un momento determinado su amiga se fue y ella se quedó un rato más. Cuando quiso irse, no la dejaron y la condujeron a una zona apartada.

Según su testimonio, la agarraron con fuerza y emplearon la violencia para retenerla. Le dieron algunos golpes para intimidarla.

Ella tuvo miedo y decidió no intentar escapar ante la superioridad física y numérica de sus agresores.

Todos la agredieron sexualmente tras desnudarla, tal como recoge la denuncia.

Una vez que acabaron, uno de los presuntos agresores le enseñó un vídeo que había grabado de la violación y le pidió dinero para no difundirlo en el instituto.

La chica no accedió a dárselo.

Los teléfonos móviles quedaron a disposición de la Guardia Civil.

Realmente es una sentencia excesivamente leve para la gravedad de los hechos denunciados, lo que nos debe hacer reflexionar y en consecuencia actualizar la ley penal del menor.

2 Comments

  1. VERGÜENZA DE LEY….¿PORQUÉ LO HACEN AQUÍ Y NO EN SU PAÍS?…PORQUE ALLÍ NO HAY CONTEMPLACIONES CON ESTOS DELITOS…ALLÍ LE FALTAN COJONES…AQUÍ, TENEMOS EL PARAISO DEL DELINCUENTE PORQUE SOMOS GILIPOLLAS…PREGUNTAD A LOS PADRES DE ESA CHICA…SI AHORA SE TOMAN LA JUSTICIA POR SU MANO, SE ARRUINAN LA VIDA…AUNQUE YA SE LA HAN ARRUINADO…Tal vez si se tomasen la ley por su mano y les pasase lo mismo que a ellos, se acabarían estos abusos

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*